Plaguicida

SOLUCIÓN EFECTIVA Y DURADERA 100% A TU PROBLEMA DE PLAGAS. 

CONTACTA CON LOS MEJORES EXPERTOS Y RECIBE PRESUPUESTO SIN COMPROMISO DE FORMA INMEDIATA

Solicita Presupuesto

Plaguicidas para plagas

Los plaguicidas o pesticidas se encargan de controlar cualquier plaga, ya sea de insectos, hierbas o microbios que buscan alimento y acaban provocando problemas mayores. Los plaguicidas para plagas no son venenosos, pero sí tóxicos para el ser humano o los animales. Muchas plagas se han ido haciendo más resistentes a los plaguicidas y son mucho más difíciles de controlar. Los plaguicidas ayudan a prevenir posibles plagas, y de esta forma, los agricultores no tendrán pérdidas económicas en sus cosechas. Existen numerosos tipos de plaguicidas y se clasifican según diversos factores como el destino de su aplicación, su acción específica, el estado que presente, la constitución química o el grado de peligro. Los plaguicidas deben usarse con precaución porque afectan el medio ambiente.

Que es plaguicida

Un plaguicida es una sustancia química que se emplea prevenir, controlar o eliminar las plagas que provocan graves daños en las plantas o cultivos. De esta forma, el cultivo ha podido incrementarse sin ningún inconveniente, pero aplicar este tipo de plaguicidas puede afectar también al medio ambiente. Con el tiempo, los plaguicidas han conseguido hacer que las plagas sean más resistentes, pero pueden ser efectivos para eliminar las plagas. Su aplicación debe ser en correcta medida y sin excederlas, ya que su toxicidad puede afectar al ser humano. Hay plaguicidas que no puede usarlo cualquier individuo, sino que necesita de un profesional.

Donde comprar plaguicidas

Los plaguicidas se dividen por diferentes aspectos como el destino de uso, la acción, el formato de estado del producto, la constitución química y el nivel de peligro. Si quieres comprar un plaguicida deberás considerar todos los factores para saber cual de ellos te conviene. Lo que más se considera es si es de uso doméstico, higiene, agricultura o fitosanitarios, entre otros. El mercado es tan amplio que son muchos los espacios donde comprar plaguicidas. El lugar más cómodo, más rápido e incluso económico es Amazon. Desde nuestra página web podrás encontrar diferentes productos de plaguicidas que te ayudarán acabar con las plagas.

Plaguicida natural

Un plaguicida natural provienen de fuentes naturales como las plantas o minerales. Un producto orgánico que aunque sea natural puede ser tóxico. Por lo que, debes tener el mismo cuidado y precaución que con el resto. Un plaguicida natural u orgánico puedes crearlo de forma casera con productos ecológicos. Estos plaguicidas te ayudarán a combatir las plagas que tengas en tu jardín o en tu cultivo, respetando al medio ambiente. Puedes crear insecticidas caseros para las plantas con ajo, leche, té de ortiga o de jengibre, tomate, huevos, tabaco, pimienta, cítricos, cebolla o ajenjo. Estos plaguicidas podrán proteger las plantas y no afecta al medio ambiente de igual manera que los sintéticos.

Plaguicida organofosforado

Un plaguicida organofosforado es un grupo de pesticidas artificiales que contienen sustancias orgánicas producidas por una molécula de ácido fosfórico y oxígeno, y en algunos casos azufre.. Tienen como función controlar las plagas tanto en el medio laboral como en el doméstico, industrial, medicina o en química. Son considerados plaguicidas o insecticidas “de contacto”. Estos insecticidas se han utilizado, sobre todo, en agricultura y en medicina para realizar diversos tratamientos. Este tipo de plaguicida se divide en 14 grupos, la gran mayoría solubles en agua o disueltos en grasas. A estos insecticidas organofosforado se deben considerar con niveles altos de toxicidad aguda y crónica.

Plaguicida sistémico

Un plaguicida sistémico es una sustancia química que se aplica en la planta y son absorbidos por los tejidos de las plantas hasta transportarlos por todas sus partes. De esta forma, la planta se encuentra protegida ante una posible plaga y se convierte como un veneno para los parásitos. Lo insecticidas sistémicos más conocidos y empleados son el neonicotinoide y el fipronil. Cada uno de ellos se aplica de forma distinta y pueden ser altamente tóxicos, sobre todo, los neonicotinoides que pueden crear un gran impacto medio ambiental. La mayoría de los plaguicidas son sistémicos, ya que acaban afectando a todo el cuerpo de los parásitos.

Plaguicida ecológico

Un plaguicida ecológico o pesticida ecológico es una sustancia química que se emplea para prevenir o eliminar todas las plagas que residen en lugares como las plantas. Los plaguicidas no consiguen causar el mismo efecto como antes, porque cada vez las plagas son más resistentes a estos productos. De esta forma, prefieren tener un control biológico que no afecte al medio ambiente y usar medidas ecológicas que químicas. Los plaguicidas ecológicos respetan el medio ambiente, su nivel de toxicidad es nula o baja y se pueden elaborar por nuestra cuenta. Aún así, para estos productos deberás también tener precaución porque pueden representan algún riesgo.